Reseña: Un Mundo Feliz

| viernes, 20 de febrero de 2015 | , , , , |
¡Buenas, literatómanos!
Se acaba una semana más, que para algunos ha sido más corta gracias al puente de Carnaval, y para otros no ha sido más que una como tantas, pero que, espero, hayáis disfrutado todo lo posible.

Hoy os traigo la reseña de un libro muy conocido por muchos de vosotros: la clásica utopía contemporánea, Un mundo feliz.


Título: Un mundo feliz.

Autor: Aldoux Huxley.

Traductor: Ramón Hernández.

Idioma original: inglés.

Título original: New Brave World.

Editorial: DEBOLSILLO.

Número de páginas: 254.

Fecha de publicación: 1932.





Un mundo feliz es un clásico de la literatura de este siglo, un sombría metáfora sobre el futuro. La novela describe un mundo en el que finalmente se han cumplido los peores vaticinios: triunfan los dioses del consumo y la comodidad, y el orbe se organiza en diez zonas en apariencia aseguras y estables. Sin embargo, este mundo ha sacrificado los valores humanos esenciales, y sus habitantes son procreados in vitro a imagen y semejanza de una cadena de montaje...


Llevaba una temporada queriendo leer Un mundo feliz, la gente me hablaba bien de este libro, el argumento me llamaba bastante la atención... Sin embargo, la verdadera razón por la que la he leído ahora, y no en otro momento, es porque se trata de la lectura obligatoria para la clase de filosofía. Entonces... ¿he leído obligada? Podemos decir que sí, pero eso no ha impedido que disfrute de la novela.



Se trata de una novela de ciencia-ficción utópica. De ciencia-ficción, por la gran cantidad de adelantos tecnológicos que aparecen en ella: manipulación genética y de embriones, llegando al extremo desfigurado del método Bokanovsky, que nos permite obtener gran cantidad de gemelos idénticos de castas bajas; posibilidad de mantenerse joven para siempre, cine en cuatro o cinco dimensiones... Por otro lado, utópica, porque todo el mundo en esta sociedad posee una felicidad inigualable, desde los Alfas (casta social hermosa, poderosa e inteligente), hasta los Epsilones (seres enanos y "tontos"). Todos pueden satisfacer todos sus deseos, empezando por el deseo sexual, tienen cubiertas sus necesidades básicas y pueden acceder a todas las formas de ocio que quieran. Primera pregunta que nos planteamos al leer el libro: ¿realmente esta gente es feliz? ¿Es esto la felicidad?

Y, después, nos vamos haciendo cada vez más preguntas, cuando conocemos a los personajes. Hemholtz Watson, Bernard Marx y Lenina, después John, también conocido como Míster Salvaje. Los tres primeros tienen, unos más que otros, el potencial para oponerse, no todos lo logran, las convenciones sociales son potentes. Míster Salvaje está fuera de Utopía, en Malpaís, donde es profundamente desdichado y sueña con ir a la "civilización". Pero él no ha sido condicionado, así pues, ¿encajará entre esos seres que, más que personas, actúan como robots?

Por otra parte, más allá de la acción y de los personajes de Huxley, están sus descripciones. El autor es un maestro en el arte de describir. Aunque a veces hay que reconocer que resultan pesadas, son necesarias y precisas, las descripciones nos transmiten, nos obligan a pensar y a imaginar esta sociedad. La primera parte del libro es la más lenta por esta razón, porque se centra muchísimo en describir escenarios, personas, ideas, costumbres, personas...
Los dos lugares más fundamentales son Londres, un lugar "civilizado", y Malpaís, una primitiva reserva cuyos usos y formas de entender la vida tampoco parecen muy positivos, pues son el otro extremo, rudos y burdos hasta decir basta. Por otra parte, las islas, esos fantasmas que nos dejan con ganas de saber más sobre lo que debe de haber allí...

La acción ocurre lentamente, es una evolución progresiva y lenta, aunque con algunos sobresaltos y momentos de clímax que constituyen esa salsa que necesita todo libro, por bueno que sea, para no ser considerado "un peñazo" por una gran mayoría. El final sorprende, si bien no es una gran revelación social, por el inesperado giro que toma nuestra opinión sobre muchos personajes como, por ejemplo, el hierático Mustafá Mond. Además, deja con ganas de leer más, de saber qué acaba pasando con los personajes, qué es lo que hay más allá de la civilización...
Argumento delicioso desarrollado de una gran forma, aunque quizá demasiado lenta para los lectores más amantes de la acción.

Otro elemento fundamental y representativo del libro es el soma, una especie de droga que todo el mundo consume si, pese a todo, no encuentra la felicidad plena. El soma provoca un gozo increíble, algo que parece ser descrito de forma similar a un viaje provocado por LSD, te permite tomarte unas "vacaciones". Tirar el soma, aunque sea un veneno, es... simplemente, lo peor que puedes hacer.
También hay que destacar a "Ford", el que planteó esa sociedad, que es algo así como el Dios actual, algo similar a Jesucristo (hablamos del año X después de Ford).

El libro también tiene un gran componente morboso, desde su portada donde aparecen dibujados distintos miembros humanos que parecen fabricados en serie (de hecho, lo están), hasta la formación que reciben los niños y sus ideales de lo obsceno. El hecho de que decir la palabra nacer (los embriones se forman en frascos y, cuando llega el momento, son decantados) sea una obscenidad, la palabra vivíparo sea grosera, se contrapone a los juegos eróticos y al liberalismo sexual extremo que se da en la civilización. Los sucedáneos de embarazo, de pasión... La inversión y contradicción de principios resulta un tanto cómica, así como la peculiar habituación de los niños a la muerte.

Por último, y lo más importante, cabe destacar el singular contenido filosófico de esta obra. Desde la primera página, mejor dicho, desde el particular prólogo que escribió el autor años después de publicar su obra y en el que ofrece su singular visión del futuro y del mundo, nos hacemos preguntas, reflexionamos... A veces, el autor se excede en sus pensamientos a lo largo de párrafos, razón por la cual algunas personas no podrían disfrutar mucho del libro...

En resumen, me ha gustado, me ha gustado mucho. Esa mezcla de filosofía vital, crítica, sarcasmo, acción y descripción resulta interesante y nos obliga a plantearnos las cosas y pensar...

Y hasta aquí el post, algo más largo que de costumbre, porque hay muchas cosas que comentar sobre esta novela. Como siempre, os invito a comentar si habéis leído el libro, otros por el estilo, si os gusta este tipo de literatura... ¿Creéis que podría nuestra civilización convertirse en algo similar a la que aparece en Un mundo feliz?
¡Hasta pronto, literatómanos!
edit

20 comentarios:

  1. Me gustó mucho la novela cuando la leí hará 4 ó 5 años.

    Un saludo y muy buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te gustara!
      Otro saludo para ti :)

      Eliminar
  2. Hola! esta esperando en la estantería, a que me decida de una vez a leerlo! ya me he quedado con muchas ganas de leerlo ahora.
    gracias por la reseña!
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a LITERATOMANIA!!!!!!
      De nada, espero que lo leas pronto y te guste mucho, un besazo.

      Eliminar
  3. La verdad es que no me llama nada la atención, pero me lo apunto para más adelante :D
    Un besi <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para gustos están los colores xD.
      Seguimos leyéndonos!!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Hola!!
    Hace poco que conocí este libro por una reseña y lo añadí a mi lista de libros pendientes. Aunque me ha echado un poco para atrás eso de que te lo hayan pedido leer en filosofía ya que la filosofía y yo normalmente no nos llevamos nada bien jajajaja
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, aunque resulta filosófico no es como leer el aburridísimo libro de Filosofía de clase, también tiene su acción.
      Literatobesos para ti.

      Eliminar
  5. Me alegro que al fin te haya gustado ^^ A mi me gusto mucho y la reflexión te deja rayado. Felicidad con lo que conoces o infelicidad yendo en contra de algo que no conoces. Es bastante rayante.
    Un fuerte abrazo temporal,
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que también te gustara a ti también. Si, raya bastante esa cuestión, y es algo que marcar en el examen de filo...
      Un literatoabrazo.

      Eliminar
  6. Muy buena reseña. Completa y amena.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    No conocia este libro pero no me llama mucho la atencion.
    Aun asi muy buena reseña.
    ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para gustos tienes mucho donde elegir.
      Muchas gracias.
      Besos.

      Eliminar
  8. ¡Hola! A este libro le tengo unas ganas inmensas, espero que me guste tanto como a ti.

    Saludines :)

    ResponderEliminar
  9. Pues yo no conocía a este libro!
    Y no se si lo leería la verdad :P
    Besoos infinitos~!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para gustos hay donde elegir :)
      Un literatoabrazo enormeeeeeee.

      Eliminar
  10. Buenísima reseña sobre esta gran obra. Te felicito porque no es algo que todo el mundo sepa hacer (yo misma no sé si sabría).
    Leí este libro hace unos años y estoy segura de que lo volveré a leer porque me fascinó. Este mundo distópico en el que nadie sufre te hace plantearte muchas cosas.
    Es cierto que en ocasiones la acción puede transcurrir algo lenta, pero en mi opinión es porque esta no es una obra para saltar de página en página sino para provocar la reflexión del lector.

    Me impactó que no existiera la unidad familiar y que se acostumbrara a los niños a la muerte. Al igual que la monogamia fuera vista de forma despectiva y que el uso de drogas estuviera totalmente normalizado... Se podría debatir largo y tendido sobre todos los dilemas morales que plantea esta obra.

    La verdad es que me hubiera gustado leer más sobre este tipo de sociedad.

    No sé si sabrás que hay una película sobre este libro, pero te aconsejo encarecidamente que no la veas, es la peor adaptación que he visto en mi vida, además de cargarse completamente el final y con él, la esencia del libro.
    No sé si habrás leído alguna vez a Philip K. Dick (Ubik o Tiempo Desarticulado ,por ejemplo)o 1984 de Orwell, sino es así, te los recomiendo.

    Besotes.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leerme! Este blog se alimenta de comentarios, ¡así que te animo a dejar tu opinión!

Pero... por favor, hazlo con respeto y sin spam, y, si la entrada te interesa tan poco que ni siquiera te la has leído, ahórrate los comentarios por defecto como "sígueme y te sigo" o "buena reseña".

De nuevo, ¡un abrazo enorme, y gracias por comentar! En cuanto pueda, me paso por vuestros blogs para conocer vuestras impresiones.

Entrada más reciente Entrada antigua
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content LITERATOMANÍA