Dominspiración #7 : Atlántica

| domingo, 3 de septiembre de 2017 | , , , , |
¡¡Hola, literatómanos!!
¿Qué tal os va?

Quizá hoy no sea, precisamente, el día más inspirador del mundo. Al fin y al cabo, mañana regreso a la rutina. Vuelven a empezar las clases (2º Medicina ya, quién lo diría), y este año no tiene pinta de ir a ser fácil. Pero creo que una sonrisa y una actitud positiva son más imprescindibles aún en momentos así. Después de todo, se trata de sacarle el máximo jugo a la vida, incluso a los días más normales.

Por esta razón, he decidido desempolvar esta sección precisamente hoy. Os recuerdo que es una sección propia de este blog, y que estoy encantada si alguien quiere llevársela al suyo, pero os agradecería que me mencionarais y me lo dijerais. Y he decidido dejaros unas cuantas fotos preciosas del mar. En concreto, del océano Atlántico, tomadas en Galicia (fotos de cosecha propia, me encantó hacerlas). ¡Espero que os guste! 


ATLÁNTICA



Una vez, en una playa de arena muy blanca y agua cristalina, una niña se atrevió a soñar. Ella siempre había vivido en guerra, en un mundo en el que la vida se basaba en sobrevivir, en llegar al día siguiente con todas las partes del cuerpo en su sitio y el corazón latiendo. Pero aquel día la niña pudo respirar la paz, y tuvo tiempo de hacer un castillo de arena. Entonces se dio cuenta de que había un futuro. De que estaba en el aire, pero existía.



En esa playa, la niña conoció a una amiga. Era una perra, una perra pequeña de ojos penetrantes, que parecía que te estaban mirando al alma. La perra tampoco había pensado nunca en el futuro, ni tenía intención de hacerlo. Para ella no había nada, más allá del corto alcance de su vista y de lo que reconocía su olfato. Pero tenía la capacidad de comprender, incluso sin llegar a entender nada; de amar, incondicionalmente, aún sin saber lo que es eso del amor. De despertar una parte de la niña que siempre, pese a todo el bullicio, había estado dormida.


Tiempo después, la paz tocó a su fin, aunque el mar aún no había comenzado su propia batalla. La niña tuvo que volver a cambiar la arena por los escombros y las olas juguetonas por las oleadas de rabia, miseria y dolor de una sociedad que tardaría mucho tiempo en entender. Pero algo en ella había cambiado, había descubierto, entre otras muchas cosas, que se podía correr sin tener que huir.

Y, muchos años después, esa niña ya no sería una niña, sino la mujer que cambió el mundo.




Y hasta aquí la entrada de hoy. Como de costumbre, os invito a comentar qué os ha parecido, si os ha gustado... ¡Mucho ánimo con ese septiembre!
¡¡Hasta pronto, literatómanos!!



edit

22 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Vaya, me ha encantado lo que has escrito y cómo lo has intercalado con las fotos *-* ¿En qué consiste exactamente la sección (soy nueva por aquí jeje)? Es increíble cuando encontramos la inspiración en una imagen, ya sea cuando la estamos viendo en ese momento o porque se proyecte en nuestra mente directamente :) Es fantástico escribir algo así.

    Me quedo por tu blog ^^
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!! Y bienvenida, Mari.
      Pues la sección, básicamente, consiste en postear los domingos algo que pueda resultar inspirador. Ya sea una foto, una cita, una canción...
      ¡Me alegro muchísimo de que te haya gustado la entrada!
      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Hola! Que playa tan chula gracias por darla a conocer. Mucha suerte en tu nuevo año de carrera.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Que entrada más curiosa! Pero que surge antes, ¿la historia o las fotografías? ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Lit! Pues en esta ocasión he de reconocer que surgieron antes las fotos. Y, al ir seleccionando unas cuantas fotos del mar, fue naciendo esta historia.

      Eliminar
  4. ¡Hola! Me gusta mucho cómo has combinado las fotos con la historia, preciosa. Estaré atenta a esta sección porque me ha encantado. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Noelia! Me alegro muchísimo de que te haya gustado, ¡un abrazo enorme!

      Eliminar
  5. ¡Hola, Carmen! ^^

    ¡Segundo de medicina! ¡Wow! Ö Muchísimo ánimo y sísísí, lo más importante es empezarlo todo con actitud positiva ^^ Ya huele a rutina, ais jajajaja
    Pasando a tu entrada... Qué decirte. Pues que me encanta ^^ Me ha parecido una historia muy entrañable, con mucho que decir pese a lo cortita que es. Eso, sumado a las fotos que añades... pues nada, Carmen, que a mí al menos me has arrancado una sonrisa :)
    Espero más entradas como esta ^^
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz martes, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jouuu, ¡qué ilusión me hace recibir comentarios así! Muchísimas gracias por los ánimos, y que sepas que la sonrisa en la boca me la acabas de poner tú a mí al leer esto. ¡Me alegro mucho de que te haya gustado! Besos :)

      Eliminar
  6. Que hermosas fotos y la historia ha estado muy bonita.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Me encanta la historia y las fotografías son preciosas! Me ha encantado la forma que tienes de escribir <3

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te guste. ¡Mil gracias!

      Eliminar
  8. Que bonito! Fotos y relato. Tido acorde. Tienes una sección muy original . Animo en tu segundo año e carrera. Seguro que te sale bien.

    ResponderEliminar
  9. Hooola Carmen!!!!!!

    Por fin he vuelto de vacaciones y por fin puedo pasarme por estos lares a comentarte! Jijijijiji!!! No fastidies?! Haces medicina?! Mi carrera frustrada, snif, snif. Disfruta mucho, que qué envidia sana me das! ♥

    Ay, mira de verdad, voy a empezar primero con las fotos: me encantan. Yo quiero irme a bañar ahí. Y eso que Galicia es uno de los lugares de España en los que todavía no he estado (cuando vaya te voy a machacar a preguntas sobre restaurantes, platos típicos, lugares...vete mentalizando ♥) y qué calas tenéis y qué aguas y qué fresquito -trae un poco pa estos lares que aquí nos cocemos como un huevo frito-.

    Por cierto, la chuchi que sale en la foto es tuya? Porqué por lo que has escrito tiene toda la pinta de que tengas algún animalillo achuchable por casa (solo los que tenemos animales podemos filtrar ese amor que desprenden con solo mirarlos a los ojos). Y por supuesto, el escrito me ha encantado. Yo cero que nunca llegaré a entender el porqué de las guerras, el porqué de matarse, de la miseria ese afán de sufrimiento y destrucción del ser humano.

    Un besote enooooorme!!!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Iris!
      ¡Qué bien que hayas vuelto! Espero que hayas disfrutado muchísimo de esas merecidísimas vacaciones.

      Me alegro de que te hayan gustado las fotos, aunque tengo que decirte que no soy gallega. Soy zamorana, aunque adoro Galicia y me escapo por esas tierras de tanto en tanto. Las calas son preciosas, y la verdad es que se agradece eso de no tener 40 grados.

      Y sí, esa es mi perrita. Y creo, sinceramente, que el mundo iría mucho mejor si la gente pudiera entender todo lo que desprenden las miradas de los animales.

      ¡¡Un abrazo!!

      Eliminar
  10. ¡Hola! Muchos éxitos en este segundo año de carrera :) :)
    Me encanta la manera en que complementaste las fotografías con tu relato; disfruté muchísimo leyéndolo y voy a esperar con muchas ansias las próximas publicaciones.
    ¡Te mando un beso muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias, Micaela!! Espero que te haya gustado, espero poder hacer al menos una publicación de este tipo al mes. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Hola!!

    Me encantó el relato, es muy bonito, tan corto y a la vez, cargado de emoción! Me gusta mucho esta sección, espero que la continúes siempre que puedas <3 un gran saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas gracias, Karen!! Me encanta hacer entradas así, por lo que sí, continuaré esta sección. Besos :)

      Eliminar

¡Gracias por leerme! Este blog se alimenta de comentarios, ¡así que te animo a dejar tu opinión!

Pero... por favor, hazlo con respeto y sin spam, y, si la entrada te interesa tan poco que ni siquiera te la has leído, ahórrate los comentarios por defecto como "sígueme y te sigo" o "buena reseña".

De nuevo, ¡un abrazo enorme, y gracias por comentar! En cuanto pueda, me paso por vuestros blogs para conocer vuestras impresiones.

Entrada más reciente Entrada antigua
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content LITERATOMANÍA