Reseña: La Ciudad Feliz.

| miércoles, 4 de marzo de 2015 | , , , |
¡Hola, literatómanos! ¿Qué tal lleváis esta semana? Yo estoy ya con exámenes, y a punto de entrar en la semana fuerte. Por eso, estos días he estado y estaré algo ausente por aquí. ¡Mil disculpas!

Hoy, os traigo una reseña de un libro que me gustó bastante, y que es muy poco conocido. "La Ciudad Feliz", de Elvira Navarro. ¡Espero que la disfrutéis!




Título: La Ciudad Feliz.

Autora: Elvira Navarro.

Idioma original: español.

Editorial: Mondadori.

Fecha de publicación: 2009.

Número de páginas: 179.


La ciudad feliz narra, a través de lo ojos de un niño, las peripecias de una familia china que llega a España. También cuenta la historia de una niña que es acechada por un vagabundo. De fondo, el ruido de una ciudad, cuyas calles simbolizan la posibilidad y lo desconocido. Los personajes que deambulan por este libro buscan restaurar una identidad rota: la necesitan para poder caminar por un mundo que ha dejado de hacerles felices.


Este libro me pilló bastante por sorpresa. Lo leí para mi club de lectura, y, aunque el argumento me llamaba bastante la atención, carecía de referencias, y no había leído ninguna opinión. Pero la sorpresa fue bastante grata, porque el libro me ha gustado bastante.

Como bien dice la sinopsis, el libro se divide en dos partes, dos historias diferentes, pero cuyos personajes están interconectados. Como el libro es corto, estas dos partes parecen dos relatos largos, pero muy intensos e interesantes.

Trata temas poco explotados que permiten a la autora tocar muchos asuntos: materialismo, rechazo, incomprensión, traumas, y también otros aparentemente más sencillos, como la amistad o las relaciones familiares. Todo con un estilo muy sencillo, muy cercano, sin perderse en grandes parrafadas o en opiniones personales. Elvira Navarro te toca el corazón y te hace reflexionar, simplemente narrando unas historias conmovedoras y sencillitas. Este aspecto me ha encantado a lo largo de la novela.

En la primera parte, La ciudad feliz, nos encontramos con Chi-Huei, un niño chino que llega a España, donde está su familia, después de haber pasado su primera infancia en China con una tía anciana. Nos acerca un poco a ese colectivo rodeado de tantos mitos (muchos de ellos falsos) que es el de los inmigrantes chinos. La familia de Chi-Huei piensa de forma distinta a nosotros, pero, a lo largo de sus páginas, se nos hacen más cercanos y comprensibles. A mí me sorprenden la distancia, y a la vez la compenetración, que se establece entre estas personas que viven unos al lado de otros. Mi personaje preferido aquí ha sido el padre, quizá el más extraño, pero muy humano.

En la segunda parte, La orilla, una niña llamada Sara sufre el acoso de un vagabundo. A Sara la conocemos dos veces, y me han encantado de ella su inocencia y su personalidad polifacética. Su capacidad para aparentar de forma innata a su corta edad, y, al mismo tiempo, la intensidad de sus sentimientos. Sus padres, tan protectores, pero no siempre acertados, parecen estar en un segundo plano pese a ser tan importantes. Al vagabundo se le puede llegar a odiar, aunque la cercanía de su persona va aumentando a cada palabra. Es el personaje más difícil de comprender en todo el libro. Lo que más me ha tenido en vilo ha sido el juego, que a veces me parecía peligroso, entre Sara y él, un mero fantasma al principio del relato. Todos esos elementos, esa atmósfera tan ideal que crea la autora, me han hecho tener la sensación de leer una novela de terror...

Otro aspecto muy notable del libro es la cantidad de hilos sueltos que quedan en las dos partes. Muchos aspectos, que podrían parecer los más importantes de la vida de los protagonistas y de su desarrollo, quedan sin respuesta, en el aire. No sabemos que acaban haciendo Chi-Huei y su hermano, si Sara se muda al final, o si el mendigo desaparece de su vida para siempre o no. La historia queda concluida en un punto en el que tienes la sensación de final, pero que te deja con la boca seca. Necesitas la última aclaración, y no llega nunca, lo que, por otra parte, también dota al libro de su encanto.

Por otra parte, el hecho de que los narradores sean niños resulta muy llamativo. No siempre narran con un estilo infantil, muchas veces usan un léxico y una sintaxis demasiado adultos para su edad. Sin embargo, siempre se mantiene ese carácter tan encantador de la infancia, esa inocencia de fondo, ese lento despertar al mundo...

Un rasgo que no me ha gustado tanto han sido las descripciones. Sí, es cierto que en muchos casos son brillantes, pero a veces resultan muy psicológicas y repetitivas (he acabado harta de oír hablar de la escasa preocupación familiar del abuelo de Chi-Huei). La autora repite datos y, a veces, esto resulta cansino y cargante, hasta el punto de haberme tenido que saltar algún que otro párrafo...

Sin embargo, en general, recomendaría bastante este libro, aunque no es una lectura para todo el mundo: requiere paciencia y espíritu crítico. Eso sí, si estás cansado de la misma literatura de siempre, te aseguro que no te arrepentirás de leer este libro.

¡Y hasta aquí la reseña, literatómanos! Como de costumbre, os invito a comentar sobre si os ha gustado la reseña, si habéis leído el libro, si os llama...
¡Hasta pronto!
edit

4 comentarios:

  1. Holaa!! no conocía el libro, pero suena bien, lo tendré en mente para próximas lecturas:3 tu reseña me ha gustado mucho:D por cierto, acabo de encontrar tu blog y me ha gustado bastante, espero que puedas pasarte por el mío, leer mis reseñas y, si quieres, seguirme y yo con mucho gusto te seguiré de vuelta:D

    Blessings!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, muchas gracias, espero que lo leas y te guste...
      Pero eso del sígueme y te sigo no es muy políticamente correcto para ponerlo en los comentarios...

      Eliminar
  2. Buenas!!!me ha sorprendido mucho tu reseña de este libro, ya que si no llega a ser por ella me hubiera pasado desapercibido o quizás jamas hubiera escuchado hablar de el. Ahora quiero leerlo jajaja Me ha gustado mucho tu manera de reseñarlo, así que por aquí me quedo. Si quieres pásate por el mio. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Bienvenida, espero que, si lo lees, te guste.
      Un beso.

      Eliminar

¡Gracias por leerme! Este blog se alimenta de comentarios, ¡así que te animo a dejar tu opinión!

Pero... por favor, hazlo con respeto y sin spam, y, si la entrada te interesa tan poco que ni siquiera te la has leído, ahórrate los comentarios por defecto como "sígueme y te sigo" o "buena reseña".

De nuevo, ¡un abrazo enorme, y gracias por comentar! En cuanto pueda, me paso por vuestros blogs para conocer vuestras impresiones.

Entrada más reciente Entrada antigua
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content LITERATOMANÍA