Club de lectura.

| martes, 5 de julio de 2016 | , , , , |
¡Hola, literatómanos!
¿Qué tal os va?

Hoy os traigo una entrada muy diferente de las habituales, mucho más personal y especial para mí que cualquier cosa que haya podido escribir antes.

Me gustaría hablaros de una experiencia maravillosa que he tenido la ocasión de vivir durante los últimos tres años. He participado en un Club de Lectura juvenil llamado "Los viernes nos vemos en la Biblio", en la Biblioteca Pública de Zamora, y ha sido genial. Esta entrada es un homenaje a todas las personas que lo han (hemos) hecho posible, y, además, espero que os anime a todos a participar en algo semejante si alguna vez tenéis la oportunidad. ¡No os arrepentiríais!


La dinámica del Club es la habitual: leemos todas un libro, y nos reunimos periódicamente para hablar de dicho libro. Aunque, al principio, cuando se formó el Club, eso era exactamente a lo que se limitaba, poco a poco fuimos creciendo, fuimos madurando y se convirtió en algo mucho más especial que una serie de reuniones para explicar por qué nos había gustado o no un libro.

Muy pronto, los típicos libros juveniles se nos empezaron a quedar cortos. No dan para hablar lo suficiente, es difícil que sean la base de conversaciones profundas. Libros como El retrato de Dorian Gray, La Luna no está o Saber perder se convirtieron en nuestras lecturas favoritas, que nosotras mismas elegíamos (después de visitar el mismo archivo de la biblioteca).

Y, si los libros cada vez eran mejores, las sesiones han sido preciosas. Gracias al Club, tuvimos la oportunidad de hacer algunas cosas que nunca se nos habrían llegado a ocurrir. 

Recuerdo con cariño la tarde que pasamos tomando un té con una familia saharaui, y que se convirtió en un auténtico intercambio cultural (¡acabamos incluso probándonos su ropa!)

También hicimos una ruta literaria por Zamora, y conectamos por Skype con personas como David Trueba, con quien mantuvimos una charla informal y muy distendida. 

Nos han visitado personas muy interesantes, como José Ángel Martín Gago, un científico y escritor capaz de mezclar literatura y ciencia de una forma apasionante, y la única persona que ha hecho que la física atómica me pareciera interesante. Fue muy especial, además, el encuentro con Jeanie y su familia de Estados Unidos, con quienes mantuvimos una conversación sobre todos los temas imaginables en un perfecto spanglish.

Pero, si todo esto ha sido increíble, lo que verdaderamente ha hecho al Club especial, lo que me hizo emocionarme al despedirme y hará que haga todos los esfuerzos por volver siempre que pueda ha sido la GENTE. Y es que durante estos tres años me he dado cuenta de algo: los lectores somos especiales.

Sí, tal vez pueda sonar pretencioso, pero es bastante lógico: vivimos más de una vida al mismo tiempo, por lo que tenemos una fuente extra de aprendizaje y emociones. Aunque las experiencias reales no sean sustituibles por las literarias, estas últimas nunca dejarán de ser importantes, y, sobre todo, los libros siempre serán puntos de encuentro con nosotros mismos, con dimensiones de nuestra personalidad de las que ni siquiera sospechábamos.

Esta es la base sobre la que se sostiene el vínculo que ha surgido con las chicas del Club: allí podemos mostrar todas nuestras rarezas y curiosidades sin ningún miedo. Somos diferentes, pero especiales, y hemos compartido opiniones, bizcochos y, lo más importante, pensamientos profundos que han salido de nosotras mismas. Y todo ha sido muy natural.

Tal vez esto último suene demasiado filosófico y difícil de entender, pero en el Club no es necesario encontrar un lugar exacto donde encajar, sino que todas las piezas tienen los bordes difusos. Porque, al fin y al cabo, definirse totalmente es limitarse.

Y, antes de acabar, muchas gracias a todas. Sois geniales, sois excelentes personas, y, sobre todo, sois únicas. Cambiad si queréis, pero que nadie os cambie nunca. Un agradecimiento especial a Lucía, la bibliotecaria que ha coordinado este proyecto y que ha hecho todo lo posible para que esta experiencia haya sido tan positiva. ¡Ojalá el mundo estuviera lleno de gente como vosotras!

Ahora, os dejo el vídeo que grabamos todas juntas como despedida. ¡Espero que os guste! Además, podéis visitar al Club en Facebook haciendo clic aquí.



Espero que os haya gustado la entrada de hoy, y, como siempre, os invito a comentar si habéis tenido u os gustaría tener alguna experiencia similar. ¡Nunca me cansaré de repetirlo!
¡Hasta pronto, literatómanos!

edit

7 comentarios:

  1. Hola Literómana!!
    Me ha encantado, de verdad y sobre todo tu reflexión: "los libros siempre serán puntos de encuentro con nosotros mismos, con dimensiones de nuestra personalidad de las que ni siquiera sospechábamos". Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Aquí en Palma, en la biblioteca pública que suelo visitar un montón también tienen un club de lectura y aunque por un lado me apetece, al final nunca me atrevo a inscribirme. Es que soy un poco asocial en según que circunstancias, y no sé si me adaptaría bien a tanto desconocido!!
    Pero me ha encantado tu entrada, y me parece una gran experiencia!!
    Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana Belén!
      Me alegro mucho de que te haya gustado. Yo también soy bastante tímida, pero lo cierto es que en el Club no tuve ningún problema con esto. La verdad es que se lo recomendaría a cualquiera. ¡Un besazo!

      Eliminar
  2. Hola guapa!!!

    Pues mira que he visto veces el cartel de 'lectura conjunta' en la biblio de mi pueblo y nunca me he animado a ello porqué pensaba que eso era más bien como el ganchillo, ahí todas señoras mayores con gatos. No me pregunte el porqué de esa idea preconcebida.

    Estoy completamente de acuerdo contigo en eso de que los lectores vivimos más de una vida al mismo tiempo, nos metemos tanto en las historias y a veces parecen tan reales, que son inconfundibles y nos hacen aprender como si fuésemos nosotros los protagonistas.

    Un besoteeee!!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la biblioteca de Zamora hay unos cuantos clubs de lectura y algunos sí que son así, pero alguien tuvo la maravillosa idea de crear un Club Juvenil, ¡y salió muy bien!

      Eliminar
  3. Una entrada interesante, aunque nunca me apunto a cosas así porque me gusta leer a mi ritmo y lo que me apetece, con totaaaal libertad xD

    Besitos :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Cada uno tiene su forma de leer, pero lo bueno del Club es que, si no te leías un libro, nadie te decía nada.

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Me parece una iniciativa genial el Club de lectura, lástima que haya en muy pocos sitios. Por suerte gracias a blogger todos podemos hacerlo, aunque sea a distancia ^^

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar

¡Gracias por leerme! Este blog se alimenta de comentarios, ¡así que te animo a dejar tu opinión!

Pero... por favor, hazlo con respeto y sin spam, y, si la entrada te interesa tan poco que ni siquiera te la has leído, ahórrate los comentarios por defecto como "sígueme y te sigo" o "buena reseña".

De nuevo, ¡un abrazo enorme, y gracias por comentar! En cuanto pueda, me paso por vuestros blogs para conocer vuestras impresiones.

Entrada más reciente Entrada antigua
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content LITERATOMANÍA