Reseña: El Jardín Olvidado

| lunes, 18 de mayo de 2015 | , , |
¡Hola, literatómanos!
¿Qué tal estáis empezando la semana? Espero que bien, todo lo bien posible, animados por estos días magníficos que estamos disfrutando muchos.

Hoy os traigo la reseña de una novela que he leído después de leer varias reseñas muy positivas, y que me ha dejado un exquisito sabor de boca.





Título: El Jardín Olvidado.
Autora: Kate Morton.
Traductor: Carlos Schoreder.
Editorial: Suma de letras.
Fecha de publicación: 2010 (3009 en Australia)
Idioma original: inglés.
Título original: The Forgotten Garden.
Número de páginas: 552.







Una niña desaparecida en el siglo XX... 100000 ejemplares vendidos.
En vísperas de la Primera Guerra Mundial una niña es abandonada en un barco con destino a Australia. Una mujer llamada la Autora ha prometido cuidar de ella, pero la Autora desaparece sin dejar ni rastro. Un terrible secreto sale a la luz. En la noche de su veintiún cumpleaños, Nell O'Connor descubre que es adoptada, lo que cambiará su vida para siempre. Décadas más tarde, se embarca en la búsqueda de la verdad de sus antepasados, lo que la llevará a la ventosa aldea de Cornualles. Una misteriosa herencia llega en el siglo XXI. A la muerte de Nell, su nieta Cassandra recibe una inesperada herencia: una cabaña y su jardín olvidado en las tierras de Cornualles, que es conocido por la gente por los secretos que estos esconden. Aquí es donde Cassandra descubrirá finalmente la verdad de su familia y resolverá el misterio que se remonta un siglo atrás.


Leí este libro en formato e-book, tras descargarlo al leer un montón de reseñas positivas sobre estos libros y otros de la autora. Quizá un libro como este sería para leerlo en papel, sentirlo, tocarlo... Sin embargo, estos dispositivos también tienen muchas ventajas, como lo fácil que es llevarlo en el bolso sin que pese ni ocupe demasiado.

Sea como sea, ha sido una lectura muy agradable. La gran cantidad de tramas, englobadas dentro de la trama general que vamos descubriendo por fases, no resulta abrumadora, sino excitante.

Cornualles, el lugar de Inglaterra en el que se ambienta la historia,
es imposible que sea más ideal.
El formato del libro es lo que más me ha llamado la atención. Está dividido en capítulos, sí. Algunos giran en torno a la trama principal, protagonizada por Cassandra, que se desarrolla en el año 2005. Sin embargo, otros capítulos nos trasladan al año 1975, donde Nell protagoniza su propia búsqueda que algo - o alguien - acaba frustrando. Y, además, algunos evocan los albores del siglo XX, donde nos encontramos la vida de una joven, Eliza Makepeace, cuya vida, rodeada de misterios y penalidades, es básica para la resolución del misterio.

Pese a esta ingente cantidad de saltos temporales, el libro no es un laberinto donde nos perdemos, sin saber en qué siglo o con qué protagonista estamos. Simplemente, crea una intriga triple.

Las ilustraciones de Nathaniel Walker
en el libro de Eliza me las imagino bellas
e intensas, como ellos dos.
Tres mujeres, tres protagonistas con una misma fortaleza en común. Cassandra es un personaje que podría parecer sencillo, pero que esconde sus propios secretos y heridas que vamos descubriendo mientras leemos. Cassandra ha sido, sin dudas, el personaje que me ha dejado boquiabierta con más frecuencia a lo largo del libro, y que contrasta con la aparente sencillez de las personas de las que se rodea, excepto, quizá, mi querido Christian. Por otro lado, Nell me ha resultado más espontánea, un claro ejemplo de eso que llaman "conversión de carácter". Y, finalmente, Eliza, alguien que se ha llevado, para siempre, un pedacito de mi corazón, rodeada de toda clase de misterio y cuyos cuentos de hadas, intercalados en sus capítulos, me han parecido lo más original y hermoso del libro.

El estilo con el que Kate Morton redacta todas estas intrigas familiares es ágil, ligero y rápido. Sin florituras excesivas, los adornos justos para crear oraciones increíblemente evocadoras. Hay momentos en los que, incluso, puedes sentir el aire húmedo de Cornualles y oler el mar. Y, en cuanto al final, tan sorprendente, con ese giro tan radical, tan acelerado... Sin ninguna duda, la última parte ha sido mi favorita dentro de esta novela tan fresca y sorprendente marcada por pequeños borbotones de nostalgia.

¡Y esto es todo! Como siempre, os invito a comentar si habéis leído este libro u otros de la autora, si alguien conoce Cornualles o Australia, si os gustan este tipo de historias...
¡Hasta pronto literatómanos! 
edit

4 comentarios:

  1. A ver si me animo pronto con algo de la autora, creo que podría gustarme. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Este libro está muy bien, te lo recomiendo!
      Besazos.

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Pues no pinta nada mal este libro. Creo que le daré una oportunidad si se cruza en mi camino.
    Muy buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues ojalá se cruce, porque está muy muy bien!
      Besazos :)

      Eliminar

¡Comenta si te ha gustado, o si no también! ¡Se admiten críticas!

Entrada más reciente Entrada antigua
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content LITERATOMANÍA