Reseña: Kafka y la muñeca viajera.

¡Hola, literatómanos!

En esta ocasión os traigo la reseña de un librito muy especial, destinado a niños y que leí siendo una niña, pero que he vuelto a releer en muchas, muchas ocasiones. Para mí, es especial, porque fue el primer libro que recuerdo el día en que me lo regalaron, y cada vez que lo leo me acuerdo de esa personita que lo hizo...




Título: Kafka y la muñeca viajera.


Autor: Jordi Sierra I Fabra.


Ilustrador: Pep Montserrat.


Idioma original: español.


Editorial: Siruela.


Fecha de publicación: 1 de enero de 2006.



Un año antes de su muerte, Franz Kafka, paseando por el parque Steglitz, en Berlín, encontró a una niña que lloraba desconsolada: había perdido su muñeca. Para calmar a la pequeña, el autor de "La metamorfosis" se inventó una peculiar historia: la muñeca no se había perdido, se había ido de viaje, y él, convertido en cartero de muñecas, tenía una carta que le llevaría al día siguiente. Aquella noche, Franz escribió la primera de las muchas cartas que, durante tres semanas, entregó a la niña puntualmente, narrando las peripecias de la extraordinaria muñeca desde todos los rincones del mundo. Según cuenta Dora Dymant, su compañera en aquellos días, el estado febril conn el que Kafka escribía esas cartas era comparable al de cualquiera de sus inmortales obras.
Este es el relato de aquella experiencia, en la que Franz Kafka fue un mago de la palabra para una niña desconocida de la que jamás volvió a saberse nada, como tampoco de aquellas cartas que constituyen uno de los misterios más hermosos de la narrativa del siglo XX.


Si tuviera que definir con una sola palabra este libro, elegiría, sin ninguna duda, la palabra entrañable. Aunque claro, este libro es mucho más. Es una novela muy sencilla, con una increíble fuerza evocadora. Descripciones sencillas, personajes con quienes fácilmente se empatiza y un lenguaje muy comprensible. Pero no nos engañemos, en esta novela no vamos a encontrar una trama increíble, compleja y entramada, llena de misterios y de sombras ocultas. No. Esta es una novela infantil, que a mí me ha parecido siempre un secreto contado al oído.

Para mí, es especial por muchas más razones: es el primer libro que leí que no era ni de fantasía ni de anécdotas de niños en el colegio. Probablemente sea la novela infantil más cercana al género histórico. Porque muchos hechos de los que ocurren en esta historia han sido reales, aunque tengan una gran parte misteriosa...

En primer lugar, Fran Kafka, conocido por ser el autor de La Metamorfosis, es el protagonista de este libro. Un escritor como personaje principal de una novela, primer rasgo llamativo de esta. Es cierto que la historia se sitúa en el año antes de la muerte de Kafka (1923), que él murió de tuberculosis y que en estas fechas su compañera se llamaba Dora Dymant. También es verdadera la trama del libro: según contó más tarde Dora, Kafka llegó a escribir, para una niña pequeña que encontró en el parque de Steglitz, cartas que, supuestamente, redactaba su muñeca perdida. Un rasgo que nos revela el carácter entrañable y divertido de este hombre, descrito por sus coetáneos y difícilmente imaginable al leer sus novelas (no he leído nada de Kafka, pero sé cuáles son sus temas preferidos).

Volviendo a la niña, de ella no se sabe absolutamente nada, es un misterio de la literatura de siglo pasado. Por tanto, el nombre de Elsi y el de la muñeca, Brígida, son totalmente inventados por Jordi Sierra I Fabra. Elsi es descrita como la inocencia personificada, como la típica niña de la época que lleva trenzas, cree en cuentos de hadas y da crédito a cualquier historia, por enrevesada y pintoresca que esta sea. Me encantan estas niñas, porque suelen tener un corazón muy grande bajo sus pequeños caprichos, y porque es muy fácil encariñarse con ellas, quizá porque ya quedan pocas niñas tan inocentes en nuestro mundo.

Una de las ilustraciones que aparece en el libro.
Brígida también es un personaje destacable, aunque no exista en la propia historia. Todos tenemos claro que la muñeca no se fue de viaje, sino que se perdió o fue robada en el parque. Pero Kafka es capaz de darle ese toque surrealista, pero creíble. Seguimos sus aventuras con tanta atención como les prestamos a las aventuras de Elsi y Franz, por muy inverosímiles que nos resulten...

El libro, además, está acompañado de maravillosas ilustraciones que me encantaría plasmar en láminas y colgarlas en mi habitación. Ilustraciones sencillas y hermosas, poco coloridas pero perfectamente simbólicas y representativas para la historia. El ilustrador Pep Montserrat ha realizado un maravilloso trabajo, no cabe duda.

En menos de 150 páginas con letras grandes, Jordi Sierra I Fabra nos transmite una original y deslumbrante historia, sencilla y concisa, dulce y suave. Desempolva uno de los grandes misterios de la literatura del siglo pasado, y nos presenta a un Kafka distinto al que solemos estudiar y mencionar, y lo hace con una originalidad y una fluidez apasionantes. Un libro perfectamente recomendable para mayores que quieran volver a sentirse como niños y para niños con un buen nivel lector que deberían de probar un nuevo tipo de literatura. Y para los sentimentalistas.

Os invito a comentar si habéis leído este libro, a Kafka o a Jordi Sierra I Fabra; si conocéis otras obras similares u otros secretos hermosos e inspiradores que, quizá, algún día, con las palabras adecuadas, den lugar a otra novela similar a esta.

¡Hasta pronto, literatómanos!
edit

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta si te ha gustado, o si no también! ¡Se admiten críticas!

Entrada más reciente Entrada antigua
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content LITERATOMANÍA