Reseña: La Escuela del Bien y del Mal

¡Hola, literatómanos! :)
¿Cómo habéis empezado la semana? Espero que bien, quizá cansados o con pocas ganas, pero siempre con algo de ilusión y los suficientes motivos para sonreír.

Hoy, os traigo la reseña de un libro de fantasía que acabé hace casi un mes y lleva bastante tiempo pendiente de reseñar. ¡Espero que la disfrutéis!




Título: La Escuela del Bien y del Mal.

Autor: Soman Chainani.

Editorial: Círculo de Lectores.

Traductora: Rosa Pérez Pérez.

Idioma original: inglés.

Título original: The School of Good and Evil.

Número de páginas: 444.

Fecha de publicación: 2013.


Sophie y Agatha, amigas desde siempre, aparecen una noche en la Escuela del Bien y del Mal, donde los elegidos aprenden a ser héroes o villanos. Sophie es la chica más guapa de gavaldon y está decidida a convertirse en princesa de cuento. Agatha, con su gato negro y su aversión a casi todo el mundo, parece destinada a ser una bruja malvada... Y, sin embargo, es Sophie quien llega a la Escuela del Mal y Agatha quien aparece en la Escuela del Bien. Alguien se ha equivocado... ¿o no? Mientras Sophie intenta demostrar que es buena y conquistar al príncipe Tedros, Agatha solo quiere volver a casa. Pero, hagan lo que hagan, únicamente sobrevivirán si permanecen unidas.

No tenía intención de leer este libro, ni siquiera lo conocía, cuando me lo regalaron. Sin embargo, si un libro llega a mis manos, siempre le doy una oportunidad, y este me fascinó visulamente desde el primer momento. Tiene una edición preciosa, papel de primera calidad, una portada luminosa, aunque oscura, que luce muchísimo en pastas duras. Y, aunque el contenido se basta para hacer este libro inolvidable, todos estos detalles ayudan.
Cuentos de hadas tergiversados, más siniestros que nunca. Un entorno, el ideal para que sucedan hechos míticos, Gavaldon, un pueblecito perdido y rodeado de un bosque oscuro en el que nadie se atreve a adentrarse. Adolescentes viciados a los cuentos de hadas. Leyendas, estereotipos, miedos... Cada cuatro años, el Rector rapta a dos adolescentes, uno feo y malo, el otro guapo y bueno, que van a un lugar llamado Escuela del Bien y del Mal, para posteriormente pasar a formar parte de su propio cuento de hadas. Sueños, misterios...

Sophie es guapa y, en consecuencia, es buena. A Agatha le ocurre todo lo contrario. Íntimas amigas, aunque parecen no encajar para nada, ambas son raptadas y aparecen en este lugar. ¡Pero Sophie está en la Escuela del Mal y Agatha en la Escuela del Bien!
Sophie me cae mal desde el principio, aunque una vez está en la Escuela del Mal comienza a resultar verdaderamente odiosa, aunque queda claro al final que hay un pedacito de corazón bajo su coraza de mascarillas faciales y dietas vegetales para guardar la línea. Sophie es, supuestamente, muy mala, peor que las brujas que al principio la desprecian, pero no tiene límites a la hora de intentarlo todo para parecer buena. Agatha está en la Escuela del Bien rodeada de princesitas que la desprecian de continuo, me cae genial, porque ve lo siniestro y tenebroso del lugar, ve cuál puede ser su futuro y es realista, aunque también pueda parecer pesimista (vale, de hecho es un rato pesimista). En cuanto al resto de personajes, Tedros me ha parecido demasiado prototípico hasta el final, demasiado "príncipe azul" y "novio perfecto". Reena, Beatrix, Hester, Anadil y todas las demás perfectas en lo suyo me han resultado superficiales. Ni buenas, ni malas, solo puras máscaras. Quienes realmente me han capturado han sido Kiko y Dot, son tan humanas...
En todo este embrollo en el que se meten las protagonistas, que se niegan a aceptar que las cosas son como son, el blanco y negro, hay una idea con la que no acabo de comulgar: lo de buenos y malos 100%. Y es que tardé lo mío en darme cuenta de que el libro critica todos los topicazos de los cuentos de hadas: el del amor a simple vista, el del flechazo, el de los buenos y malos, la unión entre belleza interna y externa, el hecho de que las princesitas solo se dediquen a esperar a que las salve el príncipe azul de turno... Esta crítica me ha encantado, me ha entusiasmado (y qué bien me ha caído el autor).
El final es sorprendente, por mucho que los capítulos anteriores te vayan preparando. Nadie espera ese final, y, aunque a mí me ha parecido autoconclusivo, me ha complacido muchísimo descubrir que es una saga que pienso continuar leyendo. Quiero saber cómo acaba resolviéndose todo el tugurio de los cuentos de hadas, que, vistos así, parecen un auténtico negocio.
Comicidad, misterio, peligro... Todo se entremezcla entre estas páginas. Las mayores contradicciones toman sentido, y, pese a que al principio no lo parezca, se convierte en una denuncia contra los estereotipos. Otro aspecto a destacar es la evolución del autor: al principio, parece un libro infantil, pero va progresando y progresando hasta alcanzar un nivel mucho más avanzado. Nunca había oído hablar de Soman Chainani, pero este hombre promete, promete mucho. 
Una lectura que le recomendaría a cualquiera, que se destaca por ese perfecto equilibrio entre tensión-alivio-jaleos, con un poco de muchísimos temas, con unos personajes que podrían parecer distantes, pero con los que al final nos acabamos identificando un montón. 


¡Y esto es todo, literatómanos! Como siempre, os invito a comentar si habéis leído este libro, si os ha gustado, si conocíais al autor, si habéis seguido leyendo la saga (yo me muero de ganas de hacerlo)...

¡Hasta pronto, literatómanos!
edit

3 comentarios:

  1. Parece un libro muy interesante, me encantó el nombre del personaje "Tedros". Ya sigo tu blog por gfc <3

    Un beso grande!
    Nati
    http://khaleesigeek.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A mí también me han encantado los nombres de los personajes!
      Un beso, y bienvenida, literatómana.

      Eliminar

¡Gracias por leerme! Este blog se alimenta de comentarios, ¡así que te animo a dejar tu opinión!

Pero... por favor, hazlo con respeto y sin spam, y, si la entrada te interesa tan poco que ni siquiera te la has leído, ahórrate los comentarios por defecto como "sígueme y te sigo" o "buena reseña".

De nuevo, ¡un abrazo enorme, y gracias por comentar! En cuanto pueda, me paso por vuestros blogs para conocer vuestras impresiones.

Entrada más reciente Entrada antigua
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content LITERATOMANÍA